Un tratamiento con células madre elimina el VIH en seis pacientes

El novedoso tratamiento experimental logra eliminar el virus. El SIDA podría tener una cura en un futuro no muy lejano.

Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

 

Un grupo de científicos lograron eliminar el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) de la sangre y tejidos de seis pacientes infectados con el virus. Esto abre la posibilidad a nuevos tratamientos que podrían dar con la cura definitiva a una de las enfermedades infecciosas más peligrosas, el SIDA.

El tratamiento experimental fue desarrollado por los investigadores del Instituto de Investigación del SIDA IrsiCaixa de Barcelona y del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, y publicado en la última edición del Annals Internal of Medicine.

El experimento se basó exclusivamente en el trasplante de células madre, combinado con dosis continuas de antrirretrovirales. Al llevarse a cabo la prueba, fue imposible detectar la presencia del VIH en la sangre y tejido de los pacientes. Es más, uno de los individuos del experimento no presenta anticuerpos, lo que da a entender que el virus fue completamente eliminado de su cuerpo.

Células madre, claves en la medicina moderna.

 

Uno de los factores más complejos en la aplicación de tratamientos contra el VIH era el reservorio viral. Dicho reservorio está conformado por células infectadas por el virus que permanecen en estado latente.

Sin embargo, la combinación de métodos en esta investigación abre las puertas a la probable llegada de una cura definitiva y precisa en el futuro. Aunque aún se debe esperar a que se corten los tratamientos, para realizar análisis posteriores que determinen la efectiva eliminación del VIH.

Para esto, se deben tener en cuenta tres variables: la procedencia de las células madre, el tiempo para el reemplazo de las células receptoras y los periodos de aplicación de los antirretrovirales.

Será necesario, de ahora en más, realizar ensayos clínicos y metódicos más detenidos, con el fin de concluir qué combinación puede eliminar para siempre al virus.

Aunque esto es, desde ya, un paso gigante para la medicina.

 

Juan Antonio Castro

 

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.