Tratamiento de las cefaleas y el abuso de analgésicos

26 Jun

joseEl dolor de cabeza es uno de los síntomas más comunes, y, es el motivo de consulta más frecuente en todo el mundo, siendo una de las principales causas de absentismo laboral.

Escribe Dr. Juan José Prieto, Farmacéutico Nacional – Matricula 13826

La mayoría de los analgésicos que se proporcionan son asociaciones de un fármaco específico con cafeína y ergotamina, lo que al usarlos en forma indiscriminada hace que el paciente este mal tratado, volviendo crónica su enfermedad.
El cerebro no duele, es imposible desencadenar dolor por estimulación cerebral, duelen los grandes senos venosos, las meninges próximas, las arterias de la duramadre y base del cráneo, y, todo el resto de estructuras extra-cerebrales.
El dolor de cabeza es uno de los síntomas más comunes, y, es el motivo de consulta más frecuente en todo el mundo, siendo una de las principales causas de absentismo laboral, ocasionando importantes gastos en analgésicos. Esta es la razón por la que se multiplican los medicamentos que prometen un alivio inmediato, sin necesidad de pasar por la evaluación de un profesional. Como sabemos esto conduciría a un consumo sin un juicio adecuado que dará como resultado que la dolencia se vuelva crónica.
Los dolores de cabeza los podríamos clasificar de la siguiente forma:
>La migraña o jaqueca, que se estima en el 52% de los casos;
>cefaleas tensiónales, que se caracteriza por un dolor poco específico pero intenso, que no se acompañan ni de nauseas ni vómitos, más frecuentes en mujeres y que repuntaría en épocas de situaciones estresantes, estas se estiman en el 32% de los casos,
>y el 15% restante estaría representada por las cefaleas en racimos, post esfuerzo, por abuso de analgésicos, o bien por causas orgánicas. Estas últimas aparecerían de forma significativa a partir de los 65 años, y se corresponderían con tumores cerebrales, aneurismas, ictus cerebro vasculares, etc.
La migraña o jaqueca afecta al 12-15% de la población adulta, es claramente predominante en mujeres (60%), especialmente entre los 25 y los 55 años; con frecuencia interfiere en la calidad de vida desencadenando reacciones depresivas. Son innumerables los factores desencadenantes de las crisis migrañosas, podemos citar en primer lugar la transmisión de tipo mitocondrial (heredada por vía femenina); las situaciones de estrés; la regla; falta de sueño, o, el dormir demasiado durante los fines de semana, sin recibir las dosis de alimentos adecuados, lo que conduciría a hipoglucemias que desencadenan crisis migrañosas; la preparación de exámenes que suele coincidir con estrés y de horas de sueño irregular, con noches en vela; hay alimentos que predisponen a las jaquecas, y, se piensa en aquellos con un potencial vasodilatador, especialmente los que contienen histamina, tiramina o relacionados con serotonina.
Dentro de los alimentos potencialmente desencadenantes de jaquecas tenemos:
>Bebidas: más de dos tazas de café o té al día, chocolate líquido o cacao, bebidas alcohólicas;
>carnes: Alimentos curados, conservados o en salazón; hígado de pollo; salchichas, chorizo, salchichón, salami, picantes;
>productos lácteos: Mantequilla, chocolate con leche, quesos fuertes (mozzarella, etc.), salsas de queso;
>cereales y pastas: Pastas y bizcochos caseros horneados con levadura, chocolates o nueces; pizza, lasaña;
>vegetales: lentejas, garbanzos, cebolla, aceitunas, frutos secos, salsa de soja, levaduras;
>frutas: Pomelo, higos, uvas, ciruelas;
>sopas: precocinadas (cubitos, sobres, etc.);
>salsas: Salsas muy condimentadas, o, con abundantes quesos.
Dentro del tratamiento de la jaqueca se pueden considerar tres aspectos:
>Cortar cuanto antes el dolor de la crisis una vez que se instala;
>tomar medicamentos que disminuyan la predisposición a la jaqueca;
>tomar medidas higiénico-dietéticas que eviten en lo posible los desencadenantes.
La mayoría de los analgésicos que se proporcionan son asociaciones de un fármaco específico con cafeína y ergotamina, lo que al usarlos en forma indiscriminada hace que el paciente este mal tratado, haciendo crónica su enfermedad. Según los últimos estudios se indica como el mejor tratamiento a los AINES (analgésicos no esteroides, como la aspirina, el diclofenac o el ibuprofeno) de composición única, sin asociaciones con otras sustancias que no aumentan el efecto analgésico. Uno de los grandes inconvenientes del uso incorrecto de los medicamentos para tratar las cefaleas es que pueden aparecer dolores de cabeza de rebote, ya que existen muchos receptores neuronales implicados que se ven alterados por los componentes que a veces se anexan a los AINES.
Para finalizar, es esencial que recordemos que se debe realizar un diagnostico diferencial entre una cefalea tensional, una migraña u otra causa orgánica. Este diagnóstico lo debe realizar el médico quien determinará un tratamiento adecuado para cada caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *