PRODUCTOS DE USO DOMESTICO: UTILÍCELOS CON PRECAUCIÓN

anmat
Con el propósito de mantener nuestro hogar aseado y libre de insectos y roedores,
diariamente aplicamos limpiadores, insecticidas, raticidas y desinfectantes. También es
posible que en nuestra vivienda utilicemos dispositivos para acondicionamiento de agua
(comúnmente llamados filtros) y desinfectantes de agua de piscinas. Todos estos son
productos de uso doméstico (también llamados domisanitarios), los cuales se
encuentran regulados por la ANMAT.
En lo referido a la compra y conservación de estos productos, y a fin de no exponer
nuestra salud a riesgos innecesarios, es importante tener en cuenta una serie de
recomendaciones elaboradas por los profesionales encargados de su registro y control,
pertenecientes al Instituto Nacional de Alimentos (INAL), dependiente de la ANMAT.
1- En el momento de la compra
 Lea el rótulo del producto que va adquirir, para saber si se ajusta a sus
necesidades, y si es claro en sus instrucciones de uso y precauciones. Elija
aquellos que están autorizados por el INAL-ANMAT.
 Constate si en el rótulo aparecen los siguientes datos: RNE Nº (correspondiente
al Registro Nacional de Establecimiento ante INAL-ANMAT) y RNPUD Nº
o
T.I. Nº (correspondiente a Registro Nacional de Producto de Uso Doméstico o
a Trámite Interno, según haya sido la modalidad de registro).
 Verifique que consten en el producto su número de lote y su fecha de
vencimiento.
 No compre productos que en su rótulo contengan la leyenda “prohibida su
venta libre” o “venta y uso profesional/industrial”. Ello se debe a que, por el
riesgo que implica su manipulación, han sido registrados para que sólo sean
utilizados por personas expertas.
 Entre productos similares, elija el de envase y tapa más seguros.
 Ponga especial atención en que los dispositivos de acondicionamiento de agua,
comúnmente llamados filtros de agua, estén autorizados por el INAL-ANMAT, ya
que para su registro se exigen estudios que aseguren la calidad del agua obtenida.

2- En el hogar
En lo que se refiere a la conservación de los productos domisanitarios en el hogar, la
precaución más importante a tomar es que deben mantenerse siempre fuera del alcance
de los niños. No olvide que:
 Las víctimas más comunes de intoxicación accidental son los menores de cinco
años. Por ese motivo, no subestime la capacidad de los niños para explorar todos
los productos guardados en su casa.
 La sensibilidad de los niños para diferenciar los sabores es diferente a la de los
adultos.
 Ya desde los pocos meses de edad, los chicos son capaces de abrir recipientes
cerrados con tapa a rosca.
 Los niños de pocos años no suelen retener las advertencias de peligro indicadas
por sus mayores.
Además, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:
 Respete la dosis de uso indicada en el rótulo. En caso de que el producto sea para
diluir, no prepare más de lo necesario para limpiar o desinfectarlas superficies a
tratar.
 En ningún caso trasvase productos domisanitarios. Manténgalos en sus envases
originales, con sus respectivos rótulos e instrucciones intactas.
 No almacene estos productos con alimentos, bebidas, cosméticos ni
medicamentos. Cuide que los armarios en los que se guarden estén cerrados bajo
llave o, en caso de que esto no sea posible, que no puedan ser fácilmente abiertos
por los niños.
 Después de manipular domisanitarios, lávese las manos con agua y jabón.
 Los elementos que se emplee para diluirlos y/o aplicarlos (dosificadores, embudos, recipientes) deben guardarse junto con los productos, y nunca deberán ser
usados con otros fines.
 Respete estrictamente todas y cada una de las indicaciones del rótulo.

 Asegúrese de contar con los números telefónicos de emergencia cerca del teléfono,
incluyendo los de los Centros Toxicológicos. Tenga en cuenta que en los rótulos
de los productos domisanitarios debe figurar el número de teléfono de al menos
un Centro de Intoxicaciones.
 En caso de intoxicación consulte inmediatamente al médico, portando la etiqueta
y/o envase del producto. No tome decisiones por su cuenta.
 Las personas alérgicas deberán ser especialmente cuidadosas en el uso de productos
domisanitarios.
 En el baño, tenga especial cuidado con el empleo del “quitasarro” de inodoros, a fin
de evitar salpicaduras, inhalación de vapores, etc.
 Mientras esté empleando productos que liberen vapores u olores penetrantes,
como limpiahornos o ceras, quitasarros, mantenga ventilado el ambiente.
 Nunca mezcle productos, pues sin saberlo puede generar una sustancia tóxica más
peligrosa. Ej.: lavandina con detergente, con amoníaco.
 No aplicar productos insecticidas por pulverización, en aerosol o fumígenos en
presencia de personas o animales.
 Nunca utilice productos plaguicidas como aromatizantes.
 Coloque las cebaderas que contienen cebos raticidas exclusivamente en lugares
inaccesibles para niños y animales.
 Si contrata una empresa de control de plagas, tenga en cuenta que dicha
empresa deberá informarle cuáles son los productos aplicados y cuáles las
medidas de prevención que usted debe adoptar.
 Cuando la aplicación del producto requiere el uso de un aparato eléctrico, tenga
en cuenta el riesgo adicional que ell o implica.
 Recuerde la fecha de vencimiento en la que debe ordenar el cambio de los
dispositivos de acondicionamiento de agua. Superada la misma el equipo no
puede seguir siendo utilizado, debido a que puede transformarse en un medio
propicio para el desarrollo de gérmenes y dejar de cumplir con las funciones
para las cuales fue diseñado.

About the author

Mundo Farmacia es una Revista digital creada y dirigida por Mario Galante. Tiene sus comienzos allá por el año 2010 donde fue en primera instancia una revista impresa de tirada mensual. Hay pasados unos años se gesta de manera digital para llegar a todos los rincones de la República Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.