Prevén que el mercado farmacéutico crecerá entre 4 y 5% a nivel mundial

18 Dic

 Mario Capano, gerente general de Boehringer, señaló que Latinoamérica representa un motor prometedor de la industria.

El mercado farmacéutico mundial creció durante los últimos años, aunque a un ritmo más lento debido a la recesión internacional, y se espera que retome una tendencia positiva del orden del 4 o 5%. En la Argentina, el consumo anual promedio de medicamentos es de 12 unidades por habitante, uno de los más altos de la región. “Los principales motores del crecimiento son los países emergentes, principalmente China y luego Asia y Latinoamérica”, estimó Fabio Capano, gerente general del Laboratorio Boehringer Ingelheim en el II Encuentro Anual de Líderes de la Industria Farmacéutica, organizado por la Sociedad Internacional de Ingeniería Farmacéutica (ISPE).

El especialista puntualizó que el desarrollo del mercado Latinoamericano luce prometedor considerando distintos factores tales como el crecimiento del porcentaje de gasto en salud dentro de los gastos del gobierno; la expansión de la clase media que registra mayor acceso al consumo, y el progresivo cambio en la pirámide poblacional. Es esperable que en la medida en que la población envejezca, haya un fuerte crecimiento en el uso de ciertas categorías de medicamentos-, en especial de uso crónico -dentro del segmento de personas mayores ,tal como ocurre en mercados maduros.
Capano se refirió de este modo al participar del II Encuentro Anual de Líderes de la Industria Farmacéutica, organizado por la Sociedad Internacional de Ingeniería Farmacéutica (ISPE), que se realizó en El Talar de Pacheco con la presencia de destacados profesionales de la industria.

En este marco, el gerente de Boehringer Ingelheim presentó datos sobre “El mercado farmacéutico en Latinoamérica”, dentro del cual destacó que la Argentina tiene alrededor del 12% del mercado latinoamericano, situación muy diferente a la de los años ´90 en la que tenía un papel más protagónico, superando a México y Brasil en volumen de facturación. Hoy, sin embargo, la Argentina se ubica en cuarto lugar, luego de México, Brasil y Venezuela.

Con uno de los consumos de medicamentos por habitante más altos de la región, Capano detalló que la Argentina tiene algunas características diferentes al resto de los mercados. “La adopción de los productos genéricos es muy baja y eso tiene que ver con la dominancia de los fabricantes locales que tienen un alto expertise en productos similares o genéricos de marca y un desarrollo del negocio muy importante”, detalló. Asimismo, indicó que otro tema característico es que en los últimos diez años la Argentina tuvo una recuperación del consumo muy importante, mientras que el precio relativo de los medicamentos en comparación al de otros bienes disminuyó bastante dado que la Secretaría de Comercio Interior impuso una política de ajustes relacionada con la inflación oficial. A lo largo de los años el precio relativo de los medicamentos, sobre todo en el mercado de venta libre, disminuyó tanto que hay medicamentos que cuestan menos que una gaseosa, por ejemplo”.

El especialista afirmó que la Argentina es un país elaborador de medicamentos, tanto que el 80% de los productos que se venden son fabricados localmente. “Tiene una base relativamente baja de producción de APIS (principios activos), en comparación con otros países más desarrollados, pero es muy fuerte en la fabricación de especialidades medicinales (tabletas, cápsulas e inyectables entre otros) tanto por su capacidad productiva como por su nivel de calidad . También hay un sector de la industria que hace investigación, sobre todo en biotecnología”, remarcó.

Asimismo, Capano advirtió que existen “algunos cuellos de botella que perjudican a la industria, como ciertas limitaciones a la inversión extranjera (dificultades en girar ganancias al exterior), limitaciones en importación de cierto equipamiento y disponibilidad de energía para garantizar el funcionamiento constante de las plantas”, pero afirmó que considera “que el sector farmacéutico en la Argentina es muy pujante y, sobre todo, muy deseoso de desarrollarse”.

Deja un comentario