PAMI presiona a los laboratorios por la compra de medicamentos

La obra social de los jubilados cambiará desde el 1 de noviembre la forma de administrar las compras de medicamentos, así como su vínculo con las farmacias.

 

PAMI es la mayor obra social de América Latina, con 5 millones de afiliados

 

Desde el mes de noviembre se producirá un cambio de paradigmas. Luego de más de 20 años, el PAMI cambiará su vínculo con los laboratorios, mediante una modificación en la cadena de pagos de medicamentos entre la obra social y sus afiliados, buscando quitarle poder a las empresas productoras, y que dicho poder se transfiera a las farmacias y al propio PAMI.

Esta medida tiene como fin terminar con los baches que se producían por falta de pagos, que dejaban a miles de jubilados sin medicamentos cuando el final de cada mes se acercaba. Aunque el verdadero objetivo de este cambio es el mencionado con anterioridad, quitarle poder a los laboratorios mediante una descentralización de la negociación que se hace hoy en día.

Cabe aclarar que esto no afectará a los descuentos que perciben los jubilados afiliados.

 

La medida busca quitarle poder a los laboratorios.

 

Esta ruptura también salpicó a los intermediarios como Farmalink, la empresa privada que procesa, audita y valida los más de seis millones de recetas de farmacias donde se atiende el PAMI. Ahora, dicha labor la realizará FarmaPAMI, centralizando su actividad y eliminando a Farmalink como intermediario.

El anterior acuerdo establecía que los cinco millones de afiliados de la obra social gozaban de una cobertura de entre el 50% y el 100% en el costo de los medicamentos por medio de la administración que las cámaras de los laboratorios hacían del dinero entregado por el PAMI.

Es una historia con ganadores y perdedores. Los laboratorios pierden poder y el PAMI hace valer su rol en el mercado de medicamentos nacionales, ya que nuclea nada menos que el 40% del total, según confirmaron en esa obra social.

También buscan recuperar el histórico rol que habían tenido las farmacias en la Argentina. El director del PAMI, Sergio Cassinotti, dijo: “hasta ahora, desde fines de los años 90, las farmacias venían estando al margen de la negociación, pero ahora vuelven a tomar su papel histórico. Ellos han tomado positivamente el cambio”.

Sergio Cassinotti, Director del PAMI.

 

A partir de ahora, el PAMI negociará con los laboratorios uno por uno, que son más de 200 en nuestro país.

Para esto mediará una “carta de intención”con cada compañía, donde el PAMI impondrá o tratará de equilibrar las condiciones de comercialización: costos y descuentos, entre otros.

En cuanto al dinero para pagar los medicamentos, será directamente entregado a los colegios farmacéuticos, que en Argentina son cinco y representan a todas las farmacias del país. “Con ese dinero, las farmacias les comprarán a las droguerías, y éstas, a los laboratorios, bajo las condiciones establecidas en las cartas de intención”, detalló el director del PAMI.

 

Juan Antonio Castro

 

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.