Manipulación de medicamentos.

GERMÁN DANIELE·
UN PELIGROSO DESATINO EN SAMPACHO, RIO IV Y MENDIOLAZA


El cura párroco de Sampacho, presbítero Osvaldo Leone, del Santuario Nuestra Señora de la Consolata ha organizado una colecta de medicamentos para entregar a los enfermos más necesitados del pueblo. Cuarenta y cinco (45) kilómetros más allá, en la ciudad de Río IV, un concejal Municipal quiere imitar esa presunta acción caritativa. Y doscientos y pico de kilómetros para este lado de la capital provincial, concretamente en Mendiolaza, alumnos del Instituto Secundario Villada, bajo el nombre “Que no venza”, con la mejor voluntad y entusiasmo han organizado una colecta de medicamentos por la Web con la colaboración de la Municipalidad para su entrega. Teniendo en cuenta el año electoral que se avecina, seguramente algunos candidatos harán lo mismo y después otros, y otros, y también otros entusiasmados estudiantes y hasta otros curas.
Desde este Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Córdoba (CFC), saludamos todo gesto de nobleza y ayuda al prójimo y felicitamos a los estudiantes del Instituto Villada por su sentido solidario, pero como ÚNICOS EXPERTOS EN MEDICAMENTOS ADVERTIMOS EL PELIGRO CIERTO Y CONCRETO QUE REPRESENTA RECIBIR Y/O ENTREGARLOS POR FUERA DEL CIRCUITO SANITARIO ESTABLECIDO, ACCIÓN QUE ADEMÁS ESTÁ PENADA POR LA LEY.
Un estudiante puede desconocer los peligros que conlleva la manipulación de medicamentos, pero un intendente tiene la obligación de informarse y no permitir tal acción en resguardo de la salud pública y en cumplimiento de las leyes vigentes.
Un medicamento no es una golosina. Tampoco es un alimento no perecedero.
Existen más de 1.000 principios activos (monodrogas) con más de 25.000 presentaciones distintas. No es lo mismo Amoxicilina en su versión en polvo para preparar, que en comprimidos o inyectable. Todos los medicamentos tienen contraindicaciones y reacciones adversas, otros, obligatoriamente, deben permanecer en cadena de frío, y si en algún momento se interrumpe esa cadena pueden sufrir alteraciones o perder su efecto o convertirse en tóxicos, muchos medicamentos tienen trazabilidad obligatoria por los riesgos de su administración y es indispensable tener en cuenta la fecha de vencimiento. Manipular medicamentos es como manipular explosivos con la única diferencia que implosionan en el cuerpo. Por lo tanto, además de un acto temerario, recibirlos y entregarlos desconociendo de qué se trata conlleva riesgos gravísimos para la salud de quien lo recibe porque, además y entre otras cosas, se desconoce dónde el donante adquirió ese medicamento, cómo lo conservó, si estuvo expuesto a la humedad o al calor, haciendo imposible garantizar la seguridad del mismo. ¿Quién se hará cargo del primer intoxicado o del primer muerto? ¿El cura de Sampacho, la Municipalidad de Rio IV, los estudiantes de Mendiolaza o el intendente?
Manipular medicamentos sólo por interpretar que pueden manejarse como una remera o un pantalón que alguien ya no usa para que otro pueda usarlo, resulta una irresponsabilidad absoluta penada por la ley. LA LEY PROHÍBE TODO MEDICAMENTO QUE NO TENGA GARANTIZADO SU ORIGEN. Los medicamentos sólo pueden estar en establecimientos habilitados bajo la Dirección Técnica de un farmacéutico. Donde hay un medicamento debe haber un farmacéutico habilitado, así lo ordena clara y sabiamente la ley. En nuestro país existen planes de provisión gratuita de medicamentos con el debido contralor. Al Estado debieran recurrir los dirigentes y los sacerdotes que quieran asistir a las personas carenciadas y no organizar colectas de medicamentos como si fuera un ropero comunitario o una feria de platos.
Este CFC ADVIERTE A QUIENES ORGANIZAN COLECTAS Y REPARTO DE MEDICAMENTOS QUE TAL DESATINO PUEDE GENERAR UNA TRAGEDIA.
POR TAL MOTIVO, ESTO QUE HOY ES UNA ALERTA MAÑANA SERÁ UNA DENUNCIA PENAL.

About the author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.