Gripe A: riesgos y prevención

7 Feb

Los once casos confirmados de Gripe A (o H1N1) en Carmen de Areco pusieron nuevamente en alerta a miles de argentinos, preocupados por prevenir la enfermedad.

Ahora bien, ¿qué es la Gripe A? Se trata de una infección respiratoria aguda y muy contagiosa de los cerdos, causada por alguno de los varios virus gripales de tipo A de esa especie.

El virus se transmite entre los cerdos a través de aerosoles, por contacto directo o indirecto, y a través de cerdos portadores asintomáticos. Durante todo el año se producen brotes en esos animales, pero la incidencia es mayor en otoño e invierno en las zonas templadas.

En los humanos, en tanto, la enfermedad presenta síntomas clínicos similares a los de la gripe estacional, pero las manifestaciones clínicas son muy variables y van desde una infección asintomática hasta una neumonía grave que mata al paciente.

Como las manifestaciones clínicas habituales de la Gripe A (H1N1) en el hombre se asemejan a las de la gripe estacional y de otras infecciones agudas de las vías respiratorias superiores, la mayoría de los casos se han detectado casualmente mediante los sistemas de vigilancia de la gripe estacional. Muchos casos leves o asintomáticos pueden haber pasado desapercibidos; así pues, se desconoce hasta qué punto está extendida la enfermedad en el ser humano.

¿Quién tiene más riesgo de sufrirla?

En general, son más proclives a contraerla las mujeres embarazadas, los lactantes y los niños menores de dos años.

Asimismo, las personas de cualquier edad que padecen ciertas enfermedades crónicas (en particular asma bronquial o neumopatías, cardiopatías, diabetes sacarina, nefropatías o algunas enfermedades del sistema nervioso) y aquellas que presentan inmunodepresión grave.

¿Cómo prevenir el contagio del virus?

-En caso de tos o estornudo, cubrirse boca y nariz con el codo o con un pañuelo descartable. Tirar los pañuelos descartables a la basura después de usarlos.

-Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o con un producto a base de alcohol.

-Evitar tocar ojos, nariz o boca con manos no lavadas.

-Evitar el contacto directo con personas enfermas.

-La utilización de barbijo sólo es necesarias en personas infectadas que deban movilizarse por razones de fuerza mayor. Si no está infectado no es necesario utilizar barbijo.

Limpiar y desinfectar con frecuencia las superficies como perillas de puertas, mesas y botones de ascensores.

Deja un comentario