Elvis, drogas y Nixon

1 Oct

Escrito por Agustín Alvarez

El encuentro secreto entre Elvis Presley y Richard Nixon en el marco de la decadencia personal del rey del Rock and Roll

El 21 de Diciembre de 1970 Elvis Presley llegaba a Washington para entrevistarse con el presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon. El encuentro se inscribe dentro de la decadencia personal de Elvis y es una muestra del lugar hacia el que decantó la vida de una estrella cuya existencia se transformó en solitaria, caprichosa y aburrida.

Nacimiento, auge y decadencia del rey del rock and roll

 

Había nacido en 1935, en Tupelo, Misisipi, en un hogar marcado por la pobreza. Su carácter de hijo único y la prisión de su padre Vernon por falsificar un cheque recibido lo unieron más con su madre Gladys, hasta el punto de llegar a una dependencia emocional que lo transformo en un joven solitario y caprichoso, rasgos que no abandonaría hasta el día de su muerte. La salida de prisión de su padre implico el traslado de la familia, en busca de un futuro mejor, hacia Memphis, Tennessee. Allí lo descubrió Sam Phillips, propietario del sello Sun Records, con el que grabaría su primer disco.

Pero pronto entraría en su vida quien tendría una influencia decisiva en el devenir de la vida de Elvis: su representante hasta el día de su muerte, el Coronel Tom Parker. Fue él quien aprovecho la debilidad emocional de Elvis (sobre todo después de la muerte de su madre), su falta de preparación y sobre todo, la avidez por el dinero que sentían tanto él como su padre Vernon. En así que lo hizo transitar por un camino redituable desde lo económico pero inexplicable desde los artístico. Dejó de cantar en vivo por diez años, lo enfrascó en la filmación de un sinfín de películas de baja calidad y  la grabación de canciones mediocres que no explotaban el talento de Elvis como cantante. Todo esto rodeado por la adicción de Elvis a las drogas “legales” como las anfetaminas y el Valium, adicción que había nacido durante su estancia en Alemania por el servicio militar, entre 1958 y 1960.

 

El encuentro secreto

 

En los años 1968 y 1969 la carrera de Elvis tuvo un corto renacer: Volvió a cantar en vivo  y reconquisto al público que  sentía haber perdido. Grabó temas nuevos (algunos de gran calidad) y reversionó canciones de manera magnífica, demostrando que su potente voz aún estaba intacta. Sin embargo, pronto se aburrió y su abulia se expreso en caprichos de niño rico.

Luego de una discusión con su padre Vernon por cuestiones económicas, Elvis largó un “es mi maldito dinero”, pegó un portazo y desapareció de su mansión de Graceland. Su destino era Washington, su objetivo, entrevistarse con el presidente Richard Nixon. En el avión escribió en una carta de redacción “discutible” los por qué de su visita al presidente: estaba preocupado por la influencia del comunismo, el movimiento hippie y las drogas dentro de los jóvenes norteamericanos. Quería que el presidente lo nombrara agente federal para la lucha antidroga. Nixon y sus asesores evaluaron que un encuentro con Elvis podía ser positivo, sobre todo para favorecer la imagen del presidente ante los jóvenes, deteriorada por el reclutamiento de la guerra de Vietnam. El encuentro finalmente se produjo en el salón oval de la Casa Blanca; según cuentan sus asistentes, con Elvis bajo el efecto de las drogas. Allí hablaron de la influencia negativa de la TV en los adolescentes, de las muertes prematuras de rockeros y adolescentes por las drogas. Nixon y sus asesores improvisaron una placa y se la entregaron a Elvis, quien dejo como regalo al presidente un revolver Colt 45 de la segunda guerra mundial. Se sacaron fotos, Elvis dio un fuerte y sorpresivo abrazo al presidente y se retiró.

 

Espiral descendente y caída

 

El agente federal antidroga colectó una nueva placa de manos del presidente. Sin embargo era policía honorífico de varios estados. Comentan que le gustaba pararse en la calle y detener personas que él consideraba que conducían muy rápido. Así transito la vida de Elvis en los últimos años: en medio del aburrimiento, las compañías interesadas y las giras estresantes. A nadie le asombro su muerte: pesaba ciento treinta kilos y la noche anterior a su muerte se había metido drogas como para un caballo. Lo encontraron en el baño, en pijama, y se había mordido la lengua hasta partírsela.

Puede haber sido un final digno de una vida de excesos y caprichos, pero que jamás podrá opacar su trascendencia como el cantante mas popular de todos los tiempos

MundoFarmacia

Mundo Farmacia es una Revista digital creada y dirigida por Mario Galante. Tiene sus comienzos allá por el año 2010 donde fue en primera instancia una revista impresa de tirada mensual. Hay pasados unos años se gesta de manera digital para llegar a todos los rincones de la República Argentina.

Deja un comentario