Celebremos la Historia

19 Mar

200 destacados historiadores han concluido que ni la teoría de la relatividad de Einstein ni la bomba nuclear, ni siquiera el poder de los computadores e Internet, han tenido un mayor impacto en la sociedad del siglo XX que la píldora anticonceptiva.

La Idea de Una Mujer

Los científicos de Schering (actual Bayer Schering Pharma) comenzaron su investigación sobre las hormonas en los años 20 – una época en la cual las hormonas eran un campo inexplorado en la medicina.
Un hito significativo fue el desarrollo del primer estrógeno sintético, el etinilestradiol, en 1938, realizado por los investigadores de Bayer Schering Pharma, Inhoffen y Hohlweg. Hasta la actualidad, el etinilestradiol es el componente estrogénico en prácticamente todas las píldoras anticonceptivas.
La otra investigación relevante se enfocó en la progesterona y, en 1933, Bayer Schering Pharma lanzó su primera preparación que contenía progesterona. Esta investigación pionera cimentó el camino para el futuro desarrollo de la píldora anticonceptiva.
Dos mujeres también tuvieron un rol conductor en el desarrollo de la píldora anticonceptiva – las estadounidenses Margaret Sanger y Katherine McCormick–ambas figuras centrales en la lucha por el control de la natalidad. Ellas querían ayudar a aliviar la pobreza causada por embarazos no deseados. Su objetivo fue encontrar una forma de anticoncepción que permitiera a las mujeres decidir por ellas mismas cuándo embarazarse.
Ya en sus 70 años de edad, Margaret Sanger conoció al Dr. Gregory Pincus, una autoridad destacada en el campo de la biología reproductiva, y le imploraron que investigara un método de anticoncepción fácil de usar. Katherine McCormick proporcionó apoyo financiero para el proyecto.
En 1955, el Dr. Pincus y su equipo reportaron que habían tenido éxito en suprimir la ovulación a través de una dosis diaria de progestina sintética administrada oralmente. En ese mismo año también testearon varias combinaciones de una progestina con un estrógeno para la anticoncepción oral. Por ello Gregory Pincus puede ser correctamente descrito como el padre de la píldora anticonceptiva.

Deja un comentario