13 Oct

economia-nota-21  Por la Dra. Laura Raccagni
Coordinadora del Observatorio Salud Medicamentos y Sociedad COFA
Existen enfermedades graves y generalmente de baja prevalencia, llamadas enfermedades catastróficas, que tienen un alto impacto económico porque requieren de medicamentos de alto costo (MAC).

Los MAC son catalogados como tales por poseer un costo directo igual o superior a 40% del ingreso del hogar donde hay un paciente que necesita de ellos, provocando un excesivo esfuerzo económico para las familias, aseguradoras o bien para el sistema público de salud.

Según Federico Tobar, un estudioso de la farmacoeconomía, los MAC involucran una porción cada vez mayor del gasto en salud en Argentina, los cuales representan algo más del 10% del gasto en salud destinado a medicamentos.  Detalla que el gasto crece en todo el mundo pero en Argentina se duplicó entre 2003 y el 2007 por tres motivos:

1.- Los productos se venden en Argentina a precios muy superiores a los internacionales.

2.- No hay competencia. Son medicamentos con un solo fabricante y no se venden en farmacias sino a través de unas pocas droguerías.

3.-Se usan en enfermedades crónico-degenerativas de creciente prevalencia en la población.

El principal factor que explica los precios elevados de los MAC es que son productos monopólicos, que tienen un único oferente y mediante la barrera de las patentes impiden el ingreso de competidores al mercado. Tampoco son dispensados en las farmacias, ya que tanto Obras Sociales como prepagas los entregan en forma directa al paciente burlando el canal legal de comercialización. Otras prefieren dar un viso de legalidad y las farmacias son meros intermediarios, recibiendo el farmacéutico un honorario por la dispensa.

Los MAC deben ser regulados y seleccionados racionalmente permitiendo que solo aquellos que beneficien sustantivamente a la población sean aceptados. Para financiar los MAC así seleccionados se requieren estrategias comunes entre países que incluyan opciones tales como flexibilidades de acuerdos comerciales, creación de fondos nacionales de recursos o compra conjunta entre países para potenciar su poder de negociación.

 

Evolución de la dispensación de antineoplásicos e inmunomoduladores 2010-2015

Los medicamentos antineoplásicos, llamados anteriormente citotóxicos o anticancerosos, tienen la capacidad de matar o detener el crecimiento de las células vivas. Se usan en la quimioterapia del cáncer.

Un inmunomodulador es una sustancia que modifica (puede aumentar o disminuir) la capacidad del sistema inmune de ejercer una o más de sus funciones, como la producción de anticuerpos, el reconocimiento antigénico, o la secreción de mediadores inflamatorios. Las aplicaciones terapéuticas son diversas, los inmunomoduladores se utilizan principalmente en trasplantes, enfermedades infecciosas, enfermedades inflamatorias y autoinmunidades.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) divide  a los antineoplásicos e inmunomuladores  en los siguientes grupos:

L01  Agentes Antineoplásicos
L02  Terapias endócrinas
L03  Inmunoestimulantes
L04  Inmunosupresores

Para realizar el siguiente análisis se han tomado los datos que la Industria Farmacéutica le proporciona a INDEC, es decir, la información se obtiene directamente de los laboratorios más importantes que constituyen el núcleo de la Industria Farmacéutica.

Los datos expresados en el  gráfico  corresponden a precios corrientes de salida de laboratorio.

untitled-2

 

 

 

Grafico Nº1.Datos INDEC. Producción propia

 

En el gráfico precedente, se observa la evolución en pesos y comparativa por trimestres de los años 2010 al 2015 inclusive, de los medicamentos analizados.

No se cuenta con datos que permitan relacionar lo expresado en pesos con el número de unidades dispensadas.

Se toma entonces el equivalente monetario del mercado total y se procede al cálculo de la participación que tienen estos medicamentos, como puede observarse en el gráfico  Nº 2.

 

untitled-3

Gráfico Nº2.Datos INDEC. Producción propia

La tendencia es creciente, evidenciándose en los últimos 5 años un aumento del 5.82% en la participación del mercado total.

 Fuente: Correo farmaceutico

 http://www.cofa.org.ar/wp-content/uploads/2016/08/Correo-170-Web.pdf

 

Deja un comentario